Restauran los colores de las obras griegas antiguas

La luz ultravioleta revela los colores originales de las estatuas griegas y son bastante diferentes de lo que imaginamos.

Obras de arte y construcciones muy antiguas ( las antiguas significan que tienen miles de años) pierden sus colores originales y, incluso con muchos estudios y muchas horas de pruebas, todavía así es difícil llegar a los colores exactos de la primera versión.

En verdad es que no son exactamente los colores sobrios que imaginamos. De hecho, todo era bastante chillón y de gusto un tanto peculiar.

Estudiantes de arte han descubierto patrones perdidos en las antiguas estatuas griegas, de manera relativamente simple, usando la iluminación adecuada, en el lugar correcto.

Una técnica denominada “raking light”, que se ha utilizado durante años en el análisis artístico y consiste en colocar una lámpara con cuidado, de modo que el recorrido de la luz sea casi paralelo a la superficie del objeto, y que, cuando se utiliza en pinturas, hace que se vean claramente las pinceladas, así como la suciedad y las imperfecciones.

En las estatuas, el efecto es ligeramente sutil, ya que diferentes pinturas envejecen a diferentes velocidades. Se hacen visibles patrones más elaborados.

La luz ultravioleta también se usa para distinguir patrones, lo que hace que muchos compuestos orgánicos se vuelvan fluorescentes. Por eso, en las estatuas de la antigua Grecia, pequeños fragmentos de pigmento que aún permanecen en la superficie brillan, iluminando patrones más detallados.

Una vez realizado el mapeo, existe la cuestión de cómo averiguar qué colores se utilizarán en la reconstitución. Imagina que una serie de azules oscuros creará un efecto muy diferente al de una combinación de oro y rosa. Incluso si se deja una cantidad suficiente de pigmento para que el ojo humano perciba el color, unos pocos miles de años de edad pueden cambiar considerablemente la apariencia de una estatua. No hay forma de saber si el color que se ve hoy tiene algo que ver con el tono original.

Pero hay una solución: los colores pueden desvanecerse con el tiempo, pero los materiales originales (como pigmentos derivados de animales y plantas, piedras rotas o conchas) siguen teniendo el mismo aspecto. Esto también se puede ver mediante la técnica de las luces.

El infrarrojo ayuda a determinar los compuestos orgánicos, ya que los rayos X solo se detienen cuando encuentran algo realmente pesado, como piedras o minerales. Por lo tanto, los investigadores pueden determinar de qué color se pintó una estatua antigua.

El material ganó una exposición titulada “Gods in Color: POLYCHROMY IN ANTIQUITY” (algo así como “Dioses en color: escultura pintada de la antigüedad clásica”), aqui abajo se puede ver algunas de las curiosas restauraciones:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s